rumania-vistas.jpg

La realidad del paro en Rumanía es realmente terrible, en especial si nos fijamos en que Rumanía tiene uno de los salarios mínimo más bajos de toda la Unión Europea, un dato que deja claro que muchos rumanos que trabajan apenas pueden comprar nada ni pagar todos los gastos, ya que actualmente el sueldo mínimo de Rumanía es el penúltimo más bajo de toda la UE, con una cantidad que llega a los 163 euros netos, algo que realmente es lamentable si comparamos este salario con otros de la UE.

Lo peor de todo es que no siempre se cumple con la ley, por lo que muchas empresas no pagan el salario que corresponde por ley al contratar a personas por menos horas de las que realmente trabajan, algo que es muy frecuente en diferentes lugares de la UE. Únicamente Bulgaria está por debajo de Rumanía en este sentido, aunque no es ni mucho menos un consuelo para los rumanos que cobran un sueldo mísero a lo largo de un mes, un sueldo que apenas alcanza para pagar nada.

En la zona alta de los salarios mínimos nos encontramos a Luxemburgo con más de 1.700 euros de salario mínimo o los más de 1.400 euros de Irlanda, Holanda y Bélgica, que son salarios bastante interesantes y que permiten tener una mejor calidad de vida, mientras que el salario que se cobra en Rumanía es realmente muy pobre y es un motivo por el que muchos rumanos se han estado marchando de su país antes de la crisis.

Vía | Imbratisare
Foto | Flickr