Rumanía ha decidido ceder al Archiduque Dominico de Habsburgo el Castillo de Drácula, llamado Castillo de Bran. Es un castillo que supuestamente inspiraría la historia de Stoker y ciertamente tiene un aspecto siniestro. A partir de ahora será el archiduque de Habsburgo, el que sea el propietario de este castillo, debido a que era el legítimo dueño, por lo que Rumanía ha decidido otorgarle su derecho sobre este castillo, que es una de las construcciones más enigmáticas que nos encontramos en Rumanía y buena parte de Europa.

castillo-de-bran.jpg

Este castillo de Bran no es precisamente un hogar muy dulce que digamos, porque toda la leyenda del Conde Drácula sigue presente, por mucho que el gobierno de Rumanía intente despegar la leyenda de Drácula con el país, algo imposible de hacer en estos momentos. Drácula será siempre un personaje ligado a Rumanía, para bien o para mal. Este castillo es una buena muestra de una construcción cargada de leyenda, de misterio y es un lugar poco recomendable para estar dentro durante la noche.

Ver la fotografía de este castillo ya es algo aterrador y aunque todos sepamos que el persona del conde Drácula no exista, el que si existió fue Vlad Tepes, un personaje nada agradable para encontrarse con él frente a frente. Ya era hora que Rumanía devolviera una construcción al legítimo dueño, aunque han tenido que pasar varios años para que sucediera estos, pero más vale tarde que nunca. A partir de ahora el castillo está en las manos que legítimamente correspondería.