En Rumanía en ciertas zonas urbanas hay graves problemas con los osos que afectan a los habitantes de las regiones donde habitan los osos y también a los turistas que pasan sus vacaciones por la zona. El susto al encontrarse un oso es realmente indescriptible. Por eso y para que no pase ninguna desgracia están tomando medidas para que los osos no se acerquen a los casos urbanos.

oso.jpg

Esta medida se basa en el ultrasonido de manera que cuando el oso esté cerca de estos aparatos emitan una señal que hace que el animal se aleje. Esta medida esperemos que funcione ya que la población se lleva sustos de vez en cuando y mucho más los turistas que no se esperan que un oso les pueda salir por el camino.