El mito de Drácula no sólo se mira desde la perspectiva de la novela de Stoker, sino que se han hecho películas del personaje real, llamado Vlad, considerado un personaje sanguinario y al que le gustaba matar haciendo sufrir a sus víctimas. La película Vlad-El príncipe de la Oscuridad es un claro ejemplo del mito de Drácula basado en su personaje real, que fue Vlad y ciertamente es una película para conocer algo más de este sanguinario personaje, que sigue presente en las leyendas y mitos de Rumanía.

peliculas3844imagen1.jpg

A pesar de que es una película del año 2000 es ciertamente recomendable si todavía no la has visto, porque retrata a Vlad en una faceta muy sanguinaria. Este personaje es muy vengativo y quiere vengar la muerte de su padre y al mismo tiempo liberar a su hermano, retenido por los turcos, personajes muy destacados en esta época. Finalmente libera a su hermano pero se enfrenta a él para ver el que se hace con el reinado, que es importante para ambos.

Al ver la película nos damos cuenta que no tiene un gran presupuesto, pero a pesar de esto, se trata muy bien el tema de Vlad, lo sanguinario de este personaje y desde luego la obsesión con controlar todo y a eliminar a todo el que se ponga en su camino. Seguro que es una película que te llama la atención, sobre todo si te gustan las películas de este tipo, con un personaje que existió en la realidad como fue Vlad. No deja de ser una película, pero entretenida y con ciertos puntos muy interesantes.