Hoy en día no nos podemos fiar de las ofertas de trabajo en las que nos ofrezcan unas condiciones estupendas. Esta lección es la que habrá aprendido un grupo de personas que han sido estafadas en Rumanía, algo que no suele ser habitual, ya que lo normal es que los españoles estafen a los rumanos, pero en esta ocasión los españoles han sufrido una estafa, ya que se ofrecía un puesto en la construcción y cuyo sueldo era de 2.200 euros mensuales, un sueldo que desde luego es mucho más alto de lo que nos podemos imaginar para este trabajo.

estafados.jpg

Estas personas estaban tan desesperadas por encontrar trabajo que no se lo pensaron dos veces y aceptaron el trabajo y la trampa estaban en que tenían que pagar 600 euros en conceptos de gastos, algo que debería haberles hecho sospechar de esta oferta de trabajo, pero la aceparon y cuando llegaron a Rumanía se dieron cuenta que el trabajo no existía y habían sido estafados.

Ahora no creo que piensen en culpar a nadie, porque han sido ellos solitos los que han sido estafados y en vez de pensar que podría tratarse de un falso trabajo, pensaron en que podrían ganar 2200 euros al mes, que no es algo que se suela ganar de manera frecuente. Es una pena pero hay personas que se aprovechan de la necesidad de muchas otras para poder estafarlas. Podría ver ocurrido a cualquiera de vosotros y siempre debes ver que la oferta no tiene un sueldo demasiado alto y que no te pidan dinero para trabajar, que ese es un fallo que muchos cometen.

Foto|20minutos