La taberna del serbio es un restaurante situado en Bucarest, donde ponen comida de la vecina Serbia. También se puede encontrar en su carta comida tipica de aqui, como el delicioso sarmale, la mamaliga, cascaval pane y muchas otras cosas. También tienen postres muy buenos, como el clatite (creps), que preparan realmente bien.

El menu se compone de carne sobre todo. Hay buenos vinos para beber, sobre todo los tintos de la casa, cuya relacion calidad precio es inmejorable. De precio no anda mal, por unos 25 euros por cabeza puedes cenar copiosamente.

La decoración de restaurante es rústica, casi todo en madera, mesas con bancos alargados. El servicio es bueno, y es muy recomendable reservar para disponer de mesa.