central-nuclear.jpg

Muchos países de la UE están al tanto de lo que sucede en Japón con sus centrales nucleares y en algunos casos se están tomando medidas, como es el caso de Rumanía. El gobierno de este país pretende cerrar la mitad de las centrales nucleares a partir de 2035, para que de esta forma la energía que se pueda generar en Rumanía no se produzca en las centrales nucleares, que es una energía más económica pero no tan limpia como otras.

De momento el proceso comenzará en 2020, momento en el que el 35% de las centrales nucleares del país dejarán de funcionar y lógicamente más personas se irán al paro, mientras que el 50% de todas las centrales nucleares estarán cerradas en 2035, aunque todavía para ese año falta mucho. Es una decisión importante y el gobierno de Rumanía piensa que es lo mejor para el futuro del país, para que el medio ambiente se pueda cuidar de la mejor manera posible.

Veremos ahora lo que el gobierno de Rumanía piensa para conseguir la energía que faltará ante la ausencia de las centrales nucleares, ya que la energía que se produce a partir de estas centrales no es muy limpia pero al menos es económica y otras formas de energía pueden ser muy limpias, pero el coste para los ciudadanos es muy importante. Rumanía es por tanto otro de los países que ha tomado la decisión de cerrar buena parte de sus centrales, para evitarse problemas como los de Japón, que es lo único que le faltaba a Rumanía en la actualidad.

Foto|flickr