Rumanía suele ser una tierra muy misteriosa y que es recomendada su visita pero hoy os recomendaremos otra forma de visitar estas tierras. Este consejo es que hagan un viaje por libre y no se dejen llevar por las visitas típicas que están muy bien ya que es bonito y recomendable ver Rumanía desde otra perspectiva y al ir por libre uno podrá descubrir por sí mismo unas joyas históricas y unos lugares realmente con mucho encanto y sabor rumano.

rumania1.jpg

Como todo saben hay ciertos puntos en toda Rumanía que son los típicos y más visitados. Uno de ellos y el que más turistas atrae a estas tierra es su archiconocido Castillo de Bran y toda la leyenda de Drácula. Desde luego es una visita que está muy bien aunque por una vez podemos hacer algo diferente a lo que pone en las guías turísticas y en donde seguramente te toparás con muchos turistas deseosos de conocer estos lugares típicos con mucho encanto.

Hay que ser algo aventurero algunas veces y poder cambiar de ruta y dirigirse a puntos donde normalmente el turismo no se acerque mucho por esa zona. En eso consiste ser aventurero, conocer lugares nuevos y poder sorprendente de lo que serás capaz de descubrir por ti mismo sin necesidad de guía pero siempre acompañado por tu buen mapa que es necesario para guiarte en condiciones o incluso aparatos electrónicos más sofisticados que hoy existen en el mercado.

Es otra forma de visitar Rumanía que de seguro a muchos les entusiamará. Se puede hacer un viaje aventura a este país acompañado de amigos, tu pareja ya que sólo no es muy entretenido. Si eres atrevido puedes prepararte rutas alternativas con las que descubrir nuevos misterios. Es una forma de turismo que reporta muchas satisfacciones al que lo practica.