Gracias a las películas, hemos podido comprobar que estar con tu pareja en una playa es algo romántico, pero también hacer ciertas cosas con ella es un delito en toda regla y además se castiga duramente. Todo es cuestión de pensar las cosas dos veces antes de hacer nada, ya que las multas pueden ser muy importantes. Uno de los países donde se castiga con menor dureza este tipo de actos en la playa es en Suecia, con 50 euros, que no es una multa muy cara para hacerlo allí.

playas.jpg

Si ha hablamos de países como Rumanía, donde la pena puede ser de hasta 7 años de cárcel, España, con una multa de 700 euros, 750 euros de multa en Tailandia o incluso Francia con 15.000 euros de multa, ya estamos hablando de cosas mucho más serias y de una cuantía mucho mayor, por lo que debemos pensar las cosas antes de hacer nada, debido a que hay policías especiales que vigilan las playas para que nadie haga este tipo de actos, ya que para eso está el hotel de vacaciones.

Lo curioso de todo es que la multa es por tener relaciones, pero no por estar un rato disfrutando de la compañía de tu pareja sin hacer nada. Todo es cuestión de saber las consecuencias para actuar como es debido y en vacaciones debemos tener mucho cuidado con lo que hacemos en la playa, porque la multa es muy cuantiosa en muchos países del mundo y no hace gracia tener que pagar por hacer cosas “incedentes” en la playa de cualquier país.

Vía|Turismito